Victimas o victimarios: ¿2 caras del catolicismo?

31 31UTC octubre, 2011


El miércoles 26 de octubre, fue el turno del Pbro. Dr. Alejandro Mingo, quien explicó que desde el momento en que se comenzó a planificar este IV Seminario Interdisciplinario en Estudios Interreligiosos, había revisado varias veces el título de su ponencia y sus posibles desarrollos en función de aquellas cosas expuestas por quienes lo precedieron.
Y desarrolló la primera parte de su ponencia en función de algunas preguntas tales como: ¿Hasta dónde cala hondo la manifestación del amor universal entre las personas? ¿En qué medida tienen un potencial violento las religiones monoteístas? Tras dar algunas respuestas posibles a estas y otras preguntas, comenzó a explicar que la sociedad actual en su totalidad da claros ejemplos de su potencial violento y por eso la problemática llega incluso al Seminario Mayor de Córdoba.
El Seminario ha desarrollado, una experiencia académica, como espacio de debate y discusión en torno a textos preseleccionados referidos a la violencia social actual. Allí con los estudiantes de los últimos cursos desarrollaron más de 10 sesiones donde se abordó la violencia desde artículos publicados por diferentes autores como Pikaza, Saramago, Beavois; incluyendo “El Espíritu de Asís 1986-2011”.
Dado que el 27 de octubre, se desarrolló en Asís el Encuentro Interreligioso por la Paz, el padre Alejandro cerró su ponencia con un profundo análisis del mensaje que leyera Juan Pablo II de 1986, resaltando que dicho mensaje fue dicho en un mundo totalmente diferente porque aún existía el muro de Berlín y el planeta estaba partido en dos ejes socio-políticos opuestos. Además remarcó, como ese mensaje cambió la perspectiva mundial para el diálogo entre los creyentes al tratarlos en el primer párrafo de “amados hermanos y hermanas,… queridos amigos”, tras lo cual reafirma su propia identidad como cristiano y católico, que se dirige a los demás con “amor y respeto”. Subrayaba que la violencia, no tiene nada que ver con ninguna religión, que es una realidad que supera a todos los grupos humanos. Algunos de sus párrafos fueron proféticos ya que anticiparon el pedido de perdón, que luego realizó en el marco del Jubileo Internacional del año 2000. Sobre el final de la ponencia y del mensaje de Asís, Juan Pablo II decía que se había tratado de una “Jornada de plegaria, ayuno y peregrinación”, en ese momento el Imam Ali Badran pidió permiso y comentó que esas palabras habían calado muy hondo en todo el mundo islámico porque este Papa se había mostrado como un gran musulmán, al cumplir con 3 de los 5 pilares de su religión.


Se agrandó nuestra familia…

27 27UTC octubre, 2011

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la reunión de ayer se sumó como adherente al Comipaz, la comunidad Ortodoxa Griega. Por ese motivo, estuvieron presentes en la reunión el Pater Gabriel Díaz, quien es el presbítero rector de la Parroquia San Juan el Precursor del Patriarcado Ecuménico, y un representante del equipo de culto de la Colectividad Helénica de Córdoba.
El Pater Gabriel, agradeció la animada recepción que se le dio. Y destacó “todo lo que une a las personas viene de Dios” y que resulta un orgullo para la comunidad ortodoxa griega y la colectividad helénica ser parte de esta mesa de fraternidad.
Es de destacar, que la Colectividad Armenia, había invitado al Comipaz a realizar la reunión en su sede dado que recientemente se han elegido nuevas autoridades y debían ser presentadas.
El nuevo presidente, Lic. Eduardo Guedikian, explicó que su gestión mantendrá todos las lineas desarrolladas por sus precursores. Y ofreció al Comipaz la colaboración de su comunidad para las actividades del Comité, ya que es un espacio importante socialmente. Y porque es una institución basada en las coincidencias y que no mira las diferencias.
La reunión continuó con temas de la agenda del Comité, como algunas invitaciones recibidas. Se decidió dejar para diciembre un gesto de recordación por los 25 años de la Jornada de Oración por la Paz que convocó el beato Papa Juan Pablo II, en la ciudad de Asis; pidiendo a un miembro del Comité que realice las gestiones ante la Comunidad Franciscana. Seguidamente el Padre Pedro Torres informó sobre los pasos dados por el Comipaz, en el conflicto que se mantiene entre el gobierno provincial y los gremios que agrupan al personal de los hospitales públicos.


CARTA ABIERTA DEL COMIPAZ AL DEFENSOR DEL PUEBLO DE CÓRDOBA Y A LA SOCIEDAD

25 25UTC octubre, 2011

Habiendo sido invitados por quienes lideran los reclamos de los trabajadores de la salud para iniciar un camino de diálogo y buenos oficios con las autoridades del Ministerio de Salud de la Provincia, desde el Comité Interreligioso por la Paz (COMIPAZ) hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para destrabar un conflicto que hasta ese momento llevaba tres semanas de duración.

Finalmente, y a pesar de que notábamos una buena predisposición al diálogo como un primer intento de solución de este conflicto, ambas partes terminaron por profundizar la brecha.

Ya estamos a más de cinco semanas y cada vez son más las dilaciones y las privaciones en la atención de la salud para miles de personas.

No somos nosotros quienes debemos encontrar la solución a este conflicto, pero tampoco podemos permanecer indiferentes ante la falta de participación de quienes sí tienen las herramientas constitucionales para intentar hacerlo.

Estamos notando con una no muy grata sorpresa que varias instancias representativas de la ciudadanía están demasiado al margen del daño que se le está produciendo a uno de los derechos humanos esenciales de toda persona como lo es su derecho a la salud y por ende a la atención médica.

No nos arrogamos la representatividad de los miles de cordobeses que están sufriendo la falta de atención de su salud, pero al menos desde la protección del valor supremo de la vida al que nos llaman nuestras distintas tradiciones religiosas y como parte de una práctica de diálogo y convivencia que sostenemos desde hace más de 13 años, el COMIPAZ ha resuelto peticionar con la vehemencia que este tema amerita la participación inmediata del Defensor del Pueblo de Córdoba.

Tenemos la certeza de la necesidad de que todos los actores sociales e institucionales se involucren, entre ellos el Defensor del Pueblo, ya que como dice la Constitución provincial “es el comisionado para la defensa de los derechos colectivos o difusos y la supervisión sobre la eficacia en la prestación de servicios públicos” (art. 124). Deseamos que su aporte pueda ser un esfuerzo más, en pos de trabajar concretamente por una solución más rápida.

Hay cosas que no se pueden demorar.

Lo saludamos cordialmente y elevamos oraciones por el logro de su gestión.


El Islam y la no violencia

20 20UTC octubre, 2011

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


El pasado miércoles 12 de octubre, el Pastor Daniel Annone se reportó enfermo, por lo que pidió al Lic. Marcelo Castagno, coordinador de la Cátedra en Estudios Interreligiosos, que basado en sus notas personales realizara la ponencia “La Comunidad Evangélica ante la Violencia: Familiar, Social y Deportiva”.
En el día de ayer, 19 de octubre, el Imam Ali Badran habló sobre “El Islam y la Violencia”. Inició su ponencia, saludando “assalamu alaikum” que significa “la paz sea contigo”, y explicando que su mejor traducción hoy es “hola” por su uso extendido.
La palabra “salam” que significa paz, define un estado de situación de los hombres con el mundo, con todas las criaturas que lo habitan y con Dios.
El profeta Mahoma, además de lo revelado en el Corán, sobre la no violencia y la paz; prohibió terminantemente a sus seguidores actuar de manera violenta, incluso en aquellos momentos en que eran hostigados en La Meca. Pero aclaró también, que en el Sagrado Corán Dios dice a los musulmanes que “les está permitido defenderse de toda agresión”.
Contó que entre los “99 nombres de Dios” está “As salam” que significa “la fuente de paz”. Y que por esa misma razón el paraíso, o cielo en términos cristianos, se llama “casa de la paz”.
“Ningún musulmán puede permanecer indistinto ante situaciones violentas o de injusticia, porque estaría olvidándose muchas suras del Corán”.
La “no violencia” que hoy es una manera de afrontar los conflictos fue predicada por Mahoma, y sin embargo él no aparece hoy en las listas de personalidades que llevaron a cabo revoluciones no violentas como Jesús o Gandhi. Y esto se debe a la mala prensa que algunos países hacen de los que seguimos el Islam.
Si comparamos el concepto del Islam, con el terrorismo o el integrismo, veremos que son opuestos entre si. “Y quiero que quede claro, todos los opresores, los que difunden el terror o el miedo entre las personas, no representan a ninguna religión, sólo se representan a si mismos”. Y para nosotros el Corán es claro en que “no puede llamarse musulmán una persona que actúe contra otra”.
El fundamentalismo, que originaron los cristianos irlandeses, como un volver a las fuentes evangélicas, está hoy en casi todas las religiones del mundo incluso en el Islam, donde se da como un retorno al Corán y las tradiciones del profeta, pero al apelar a esas fuentes debería ser una actitud pacificadora.
“Les repito el Islam es una religión de paz” a pesar de lo que digan los medios de comunicación que están demonizando a una religión que es profesada por un cuarto de la población mundial.
El terrorismo es una realidad mundial, no es exclusiva de ningún grupo religioso, étnico, político o cultural.
La fabulación es tal que nos quieren hacer creer que vivimos en un “choque de civilizaciones”, pero se olvidan que una de las mejores épocas de la historia española se escribió cuando musulmanes, judíos y cristianos convivieron pacíficamente. Obvio que seria de un necio, negar que hubo tensiones y escaramuzas en diferentes regiones, pero pocos las recuerdan cuando hablan del “Siglo de Oro”.
El mundo actual está cambiando, y seguramente comenzaremos a ver situaciones de mayor justicia y equidad, y allí está la base para la lucha contra la violencia. En el diálogo entre las culturas y las sociedades está una clave que el Islam apoya.


Peregrinos de la Paz…

13 13UTC octubre, 2011

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una nutrida delegación del COMIPAZ, viajó a la Ciudad de Buenos Aires, para sumarse en el claustro de la basílica de San Francisco, el pasado 12 de octubre, a una Jornada Interreligiosa por la Paz en conmemoración del 25° aniversario del encuentro que tuvo lugar en Asís en 1986.
El evento fue organizado por la Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo, el Islam y las Religiones (CEERJIR) de la Conferencia Episcopal Argentina, y llevó por lema “Peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz”.
En aquel “espíritu de Asís”, se unieron a orar y reflexionar sobre la paz autoridades religiosas de las comunidades judías, cristianas, islámicas, bahai’s, budistas y hare krishna, además de representantes de los pueblos originarios.
También estuvieron presentes autoridades civiles del gobierno Nacional, como el Embajador Ladaburu, subsecretario de Culto. Y autoridades de los gobiernos porteño y bonaerense.
El encuentro comenzó con un canto del coro “Gomidás”, de la Iglesia Apostólica Armenia, y siguió con la bienvenida a cargo del guardián del convento franciscano, fray Sebastián Robledo.
El presidente de la CEERJIR, monseñor Malfa, recordó con profunda elocuencia el profético gesto realizado por el beato Papa Juan Pablo II en 1986 y destacó la invitación del papa Benedicto XVI a continuar con aquella oración. Explicó que hubo quienes sugirieron a Juan Pablo II, realizar el encuentro en la ciudad de Roma y él se nego señalando que “Roma es la casa del Papa, pero Asis es la ciudad de todos”.
Luego los representantes de las diferentes religiones se trasladaron como peregrinos, para orar por la paz con fidelidad a sus creencias. Finalizada la oración, cada credo se acercó al centro del claustro con una antorcha encendida para expresar la presencia misteriosa de Dios en la historia humana.
El gesto de peregrinar con la llama encendida, se convirtió luego en un único fuego votivo, para expresar el profundo deseo de todos de que la paz sea fuente de Luz entre los seres humanos.
Luego se escucharon cinco reflexiones sobre la verdad, la peregrinación y la paz. El rabino Abraham Skorka, por la Comunidad Judía; el cardenal Jorge Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires y primado argentino por la Comunidad Católica; el sheij Samir Salech, en representación de la Comunidad Islámica; y Lidia Manssur por la fe Baha’i.
Seguidamente se invitó a los presentes a tomar luz como signo y compromiso de construir la paz cada día para, como dijo el beato Juan Pablo II: ‘Llevar la luz de la Paz a las calles de la ciudad, en medio de la gente y de las casas. Que la claridad de esta noche, llena de esperanza, alcance a los hermanos y hermanas de los países lacerados por cada forma de guerra y se transforme para ellos en rocío de paz’.
Por último, se invitó a realizar fraternalmente un saludo de paz.
Y parafraseando a Juan Pablo II, se cerro el encuentro recordando que “nosotros, no podemos resolver el misterio de la historia, el misterio de la libertad humana que dice NO a la paz de Dios. Tenemos que aceptar el misterio, y confiar quiere decir entrar activamente en este amor divino, para participar en este trabajo de pacificación”.


Encuentro Interreligioso Nacional

8 08UTC octubre, 2011

La Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo, el Islam y las Religiones (CEERJIR) de la Conferencia Episcopal Argentina, invitó al Comipaz y otras organizaciones de diálogo interreligioso de todo el país, a participar de un Encuentro Interreligioso.
El mismo será abierto al publico en general y tendrá lugar el martes 11 de octubre a las 18 hs. en el Claustro de la Basílica “San Francisco”, ubicada en Defensa y Alsina de la ciudad de Buenos Aires.
Será para evocar el 25º aniversario de la Jornada de Oración por la Paz de 1986, que se realizó en Asís convocada, en aquella oportunidad, por el hoy Beato Papa Juan Pablo II.
Han comprometido su presencia el Cardenal Jorge M. Bergoglio, Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, y numerosos dignatarios de confesiones cristianas y otras religiones.
Este encuentro contará con momentos de oración por comunidad religiosa, de reflexión, y un gesto común de compromiso de los creyentes de todas las religiones a vivir la propia fe religiosa como servicio a la justicia y la paz para que ese espíritu siga arraigado en nuestra Patria.


CARTA ABIERTA DEL COMIPAZ AL MINISTRO DE SALUD, LOS AGENTES DE LA SALUD, A LA JUSTICIA, Y A LA SOCIEDAD

6 06UTC octubre, 2011

El día domingo la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) a través de su Secretario General el Cirujano Infantil Dr. Carlos Altamirano, llamo al Presidente del COMIPAZ para solicitar los buenos oficios, la intercesión, del COMIPAZ para que fueran recibidos por las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia, en orden a poder destrabar un conflicto que lleva tres semanas.

El COMIPAZ como organismo colegiado el día lunes inició su dialogo interno y convino en que si era posible hacer algo lo haríamos en orden a destrabar un conflicto que priva de atención en una necesidad básica a miles de cordobeses. Percibimos desde el primer momento, por la experiencia del camino recorrido juntos, que favorecer el diálogo supone de algunas condiciones: creemos indispensable un clima de respeto y la necesidad de hacer gestos que descompriman el conflicto y permitan dialogar sin presiones por ello pedimos a los referentes de la UTS que habiendo demostrado ya su capacidad de paralizar la prestación de salud, levantaran la medidas de fuerza, lo que hasta el momento no parece factible. A su vez nos comunicamos con referentes del gobierno provincial tratando de que se flexibilizaran algunas trabas formales o técnicas referidas a la representatividad sindical en orden a favorecer el diálogo y el escollo de la ausencia de Sr Gobernador.

La requisitoria de los medios de comunicación nos ha permitido compartir con la sociedad los pasos dados y la mirada sobre el tema que tiene el COMIPAZ. No nos compete a nosotros dar soluciones técnicas, ni políticas, ni económicas. No somos mediadores en sentido estricto, ni representantes de ninguno de los sectores en conflicto, pero como ciudadanos que trabajan en la sociedad nos preocupa profundamente la situación de las personas que hoy no tiene acceso a la salud, especialmente los más carenciados que no tienen otra alternativa que la salud pública, hoy en conflicto. Nos preocupa también que todo trabajador, y en este caso los del ámbito de la salud, tengan condiciones de trabajo dignas y una remuneración justa que permita una vida digna para ellos y sus familias; consideramos que si queremos la paz hay que trabajar por la justicia.

La experiencia nos dice que en todo conflicto al final lo que queda en pié es la mesa de diálogo, por eso proponemos que no se establezca ese dialogo al final, cuando sufrimos y lamentamos las víctimas que deja como secuela un conflicto, sino ya, superando barreras personales, sectoriales o de lucha de poder que están lejos del bien común. Pedimos a los referentes de esta crisis gestos de grandeza que ayuden a sentar en una mesa de hermanos a todos los sectores en conflicto, para reiniciar un diálogo franco, respetuoso y superador que nunca deberíamos haber perdido.

Cabe acotar que nos ha llamado la atención, el silencio de otras instancias institucionales que parecen no percibir la gravedad del momento tales como las instancias judiciales y la Defensoría del Pueblo que necesitamos velen por el derecho a la prestación de la salud comprometido gravemente en este momento.

Sr. Ministro de Salud de la Provincia, como representante de nuestro Gobernador y por tanto del pueblo de Córdoba, y como referente más claro en esta situación difícil le rogamos respetuosamente que tienda Usted la mesa invitando a delegados de todos los sectores.

Los saludamos cordialmente y elevamos oraciones por el logro de una solución.