El Islam y la no violencia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


El pasado miércoles 12 de octubre, el Pastor Daniel Annone se reportó enfermo, por lo que pidió al Lic. Marcelo Castagno, coordinador de la Cátedra en Estudios Interreligiosos, que basado en sus notas personales realizara la ponencia “La Comunidad Evangélica ante la Violencia: Familiar, Social y Deportiva”.
En el día de ayer, 19 de octubre, el Imam Ali Badran habló sobre “El Islam y la Violencia”. Inició su ponencia, saludando “assalamu alaikum” que significa “la paz sea contigo”, y explicando que su mejor traducción hoy es “hola” por su uso extendido.
La palabra “salam” que significa paz, define un estado de situación de los hombres con el mundo, con todas las criaturas que lo habitan y con Dios.
El profeta Mahoma, además de lo revelado en el Corán, sobre la no violencia y la paz; prohibió terminantemente a sus seguidores actuar de manera violenta, incluso en aquellos momentos en que eran hostigados en La Meca. Pero aclaró también, que en el Sagrado Corán Dios dice a los musulmanes que “les está permitido defenderse de toda agresión”.
Contó que entre los “99 nombres de Dios” está “As salam” que significa “la fuente de paz”. Y que por esa misma razón el paraíso, o cielo en términos cristianos, se llama “casa de la paz”.
“Ningún musulmán puede permanecer indistinto ante situaciones violentas o de injusticia, porque estaría olvidándose muchas suras del Corán”.
La “no violencia” que hoy es una manera de afrontar los conflictos fue predicada por Mahoma, y sin embargo él no aparece hoy en las listas de personalidades que llevaron a cabo revoluciones no violentas como Jesús o Gandhi. Y esto se debe a la mala prensa que algunos países hacen de los que seguimos el Islam.
Si comparamos el concepto del Islam, con el terrorismo o el integrismo, veremos que son opuestos entre si. “Y quiero que quede claro, todos los opresores, los que difunden el terror o el miedo entre las personas, no representan a ninguna religión, sólo se representan a si mismos”. Y para nosotros el Corán es claro en que “no puede llamarse musulmán una persona que actúe contra otra”.
El fundamentalismo, que originaron los cristianos irlandeses, como un volver a las fuentes evangélicas, está hoy en casi todas las religiones del mundo incluso en el Islam, donde se da como un retorno al Corán y las tradiciones del profeta, pero al apelar a esas fuentes debería ser una actitud pacificadora.
“Les repito el Islam es una religión de paz” a pesar de lo que digan los medios de comunicación que están demonizando a una religión que es profesada por un cuarto de la población mundial.
El terrorismo es una realidad mundial, no es exclusiva de ningún grupo religioso, étnico, político o cultural.
La fabulación es tal que nos quieren hacer creer que vivimos en un “choque de civilizaciones”, pero se olvidan que una de las mejores épocas de la historia española se escribió cuando musulmanes, judíos y cristianos convivieron pacíficamente. Obvio que seria de un necio, negar que hubo tensiones y escaramuzas en diferentes regiones, pero pocos las recuerdan cuando hablan del “Siglo de Oro”.
El mundo actual está cambiando, y seguramente comenzaremos a ver situaciones de mayor justicia y equidad, y allí está la base para la lucha contra la violencia. En el diálogo entre las culturas y las sociedades está una clave que el Islam apoya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: