Un símbolo por la Paz

26 26UTC julio, 2014

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El viernes 25 de julio, miembros del Comité Interreligioso por la Paz (COMIPAZ) y autoridades del gobierno provincial plantaron un olivo en el flamante Parque del Kempes, de la cidad de Córdoba. La ceremonia se realizó a las 10 y elevaron una plegaria por la paz desde el judaísmo, el cristianismo y el islamismo.

Durante el acto se descubrió una placa que dice: “Que este olivo –símbolo del trabajo por el diálogo y la paz en Córdoba- extienda sus ramas al Medio Oriente y a todas las regiones del mundo que precisen Paz”.

Los representantes de los distintos credos miembros del COMIPAZ afirmaron la importancia de “compartir la sabiduría de nuestras tradiciones y mostrar que la convivencia en la diversidad es un desafío posible”. El Santo Padre ha insistido mucho en este tiempo para que recemos más por la paz  tan necesaria para los países en guerra, y por la necesidad de todos de vivir en paz.

La decisión de plantar un olivo en el nuevo Parque del Kempes es un signo, un gesto de siembra  por la paz en tiempos socialmente convulsionados; de hecho el olivo tiene un alto valor simbólico en casi todas las tradiciones religiosas por considerarse un signo de prosperidad, de bendición divina, la alegría y la paz.